Entrevista con Chicano Batman: una expresión en la intersección de cultura y música

    De tocadas en patios de casas a foros abarrotados y festivales.

    por · agosto 16, 2017
    • Entrevista NYLON Español
      Fotógrafo: Michelle Rubio
      Estilista: Anna Estella
      Grooming: Bren Gómez
      Producción: The Well
      Video: Nany Cárdenas

    Chicano Batman tiene un pulso particular y característico que da forma a su música e identidad. El sonido característico de Chicano Batman es una combinación de elementos de rock, funk setentero y free jazz bañado en el espíritu de la psicodelia con lírica que alegoriza en lenguaje híbrido pues algunas canciones son en inglés, otras en español. La banda procedente de Los Ángeles y sus alrededores, nace en un espacio latino en Estados Unidos, rodeado de resistencia así como lucha social. Alzar la voz a través de su sonido no es una estrategia, sino una aproximación a la vida que han tenido; una experiencia que han vivido. El éxito de la banda se ha construido por la sinceridad a cada paso de su carrera.

    Chicano Batman ha creado formas y rutas para observar y entender la diversidad de identidad. El título de su nuevo disco, Freedom is Free, se convierte en un recordatorio que lo elemental y básico en esta vida es –como lo dice su nombre– gratuito. Y a pesar de ser cierto, es también un derecho básico pero frecuentemente estropeado.

    Freedom is Free tiene un hilo conductor que, de manera sónica y contextual, unifica el disco. Con un arsenal de detalles en su producción, en Chicano Batman no existen parámetros; es fluido y sorpresivo, con ejecución meticulosa. No hay polos de referencia, no hay extremos o mucho menos una definición. Las canciones de Chicano Batman son rock, jazz, cumbia, psicodelia, rock. Es todo. Es música. Esencialmente música.

    La diversidad, más allá de encontrarse en el sonido, es un valor del núcleo de la banda: diversidad de identidad. Chicano Batman es Bardo Martínez, Eduardo Arenas, Carlos Arévalo y Gabriel Villa. El camino de la banda, aquí abreviado, es largo y valioso, desde tocadas en patios de casas a foros abarrotados y festivales como Coachella.

    En los conciertos, dentro del público, se encuentra un desahogo musical, social, político o cultural. Sobre el escenario, una expresión en la intersección de cultura y música. Cada canción de la banda, tanto en el álbum como en vivo, cuenta con vida propia y, al mismo tiempo, forma parte de una creación monumental; parecido a un rompecabezas que con pequeñas piezas construye una obra final. Además, hacen hincapié a un momento de turbulencia, desafío y resistencia política en países alrededor del mundo. Por ejemplo, el énfasis social de temas como “La Jura” que habla de la agresión y violencia que viven las comunidades minoritarias a manos de autoridades.

    En septiembre la banda se presentará en el legendario Fonda Theatre en Los Ángeles, y debido a que los boletos se agotaron en minutos, se agregaron no sólo una, sino dos fechas.

    Con Chicano Batman nació un gigante que escarba el pasado y resalta el presente para crear un camino inclusivo en el futuro.

    Hablamos con ellos.

    NYLON Español: La creación de música es un proceso íntimo, éste luego se lleva en un espacio público como un concierto. ¿Cuál es proceso de creación de íntimo a público para ustedes?

    Eduardo Arenas: Cuando yo compongo una pieza y llevo ésta a la banda, ya no pertenece a mi, es de todos. Y al grabar la canción y tocarla en vivo, se convierte del público. Y el público tiene su propia subjetividad al significado de la canción. También es cuestión de confianza. Nos tenemos tremenda confianza. Cuando Bardo escribe una canción y si sólo él tiene conocimiento de la letra, nos puede tener la confianza que nosotros ejecutaremos la canción con toda honestidad y confianza para así canalizar su mensaje y visión. Y como banda lo apoyaremos. Quizá al principio, no suena familiar, pero nos tenemos la confianza que estamos en esto juntos. Cuando nos tenemos la confianza, nadie nos puede decir si algo está mal o bien, nosotros sabemos lo que está bien y es lo que hemos hecho por muchísimos años. No hay fronteras en el sonido de nuestra música.

    Bardo Martínez: Prestamos mucha atención a la música que creamos. Como banda, llevamos diez años juntos, nos enfocamos en detalles de la música y presentación; y eso genera una conexión entre nosotros. Hemos estado tocando como banda por mucho tiempo, tenemos una gran conexión entre nosotros, y la gente nota eso al vernos tocar. En cuanto la lírica, para mi, es importante, tener el corazón bien puesto, ya que esa es la música que uno siente. Cuando digo esto pienso en John Lennon, y él siempre habló de su experiencia. Yo lo pienso así, la música es de narrativa. Es contar historias, cuando la gente escucha eso, conecta con uno y canta las canciones. Como artista busco hacer eso e implementar esto en la banda.

    Diez años de estar juntos y contar historias, ¿éstas han cambiado?

    BM:
    Definitivamente, con cada canción hay una experiencia. Una canción que escribí en su momento, será una historia diferente. Sí, hay muchas maneras de responder a esto, desde un punto de vista musical o de lírica. Puedo hablar de ambos. Musicalmente, hemos madurado y refinado el sonido, creo que hay varios géneros a los que nos inclinamos como soul y oldies, y más. Siento que, Leon Michels ha sido parte esencial de nuestro sonido.

    En cuanto a la lírica, sí es más político. Se nota en los mensajes de las canciones. Son más explicitas. Con este álbum queríamos ser explícitos, no sólo por Trump, sino porque buscamos reflejar lo que sentimos y hemos vivido. Queremos escribir y relatar sobre lo que pasa. Creo que los tiempos nunca han sido fáciles.

    EA: Johnnie Walker nos buscó. Estaban buscando lanzar una campaña llamada Keep Walking America, y buscaban un artista que compartiera las ideas que ellos intentan comunicar acerca de la celebración de cultura y diversidad. Al principio cuando nos buscaron, no supimos como reaccionar ya que nunca antes habíamos hecho algo así. Pero con cada mes que pasó, colaboraciones y clarificaciones – además de alinear los ideales que al final del día todos queríamos comunicar – fue una mancuerna perfecta. Ahora con la ayuda de Johnnie Walker hemos logrado comunicar el mensaje detrás de nuestro álbum y más. Grabamos la canción “This Land is Your Land” de Woody Guthrie y la interpretamos a nuestra manera, incluso hicimos un video. Abrió demasiado oídos y ojos de lo que significa ser americano en este país como latino.

    En Freedom is Free aparece un tema, “La Jura”. una historia de una muerte a manos del abuso autoridad.

    EA:
    Es una balada. Por fuera es una balada romántica. Por dentro, una historia trágica. No se puede disfrazar todo. Hay injusticia. Y esta canción habla de eso. De la injusticia que enfrenta la juventud, así como las comunidades de color que viven en Estados Unidos. Y esto ha pasado por muchísimo tiempo. Existe una brutalidad policial. Es hora de hablar y más fuerte.

    ¿Qué significa ser latino en Los Ángeles en estos tiempos?

    BM: Es como una telaraña. Hay muchas identidades por revelar. Es una realidad histórica donde vivimos, así como en muchos otros lugares donde se vive, en cualquier otra parte del mundo. En mi caso, yo soy mexicano y colombiano, crecí con ambas identidades. Logré ver como mi madre y padre se relacionaban e interactuaban: es complicado, triste, feliz, hay todo tipo de emociones, pero cada uno trae su propia luz. Así como cada comunidad trae su propia luz. Y se trata de cómo esa luz es percibida.

    EA: Ser latino y músico es una lucha constante. Es combatir prejuicios y estereotipos. Si ves cuatro latinos entrar, se puede asumir que somos un grupo de cumbia, salsa, o mariachi pero ¿qué tal si tocamos jazz? Eso no se pensaría. Sí alcanzamos niveles de status como Coachella o tocar en el programa de Conan, pero estamos en un punto que podemos alzar nuestra voz y ser escuchados, así como las cosas que podemos decir y los puntos de identificación que somos para gente que piensa y siente igual que nosotros.

    Han pasado diez años, y han mantenido su esencia, pero, ¿qué tanto han cambiado?

    BM: Creo que parte de esto es siempre estar presente. Al final del día, somos seres espirituales en el universo. Siento que siempre he sido el mismo, sólo que aprendo a cómo comunicarme. Como músico, mi rol es expresarme por completo, que la gente sienta lo que haces.

    EA: Ha pasado el tiempo. No es lo mismo. Ahora analizamos de manera cautelosa. Antes, hemos cometido errores, pero ahora tomamos dediciones mejores pensadas. La sobrevivencia te hará mejorar. Y esto directamente se refleja en tu música, porque tu música eres tú. No hay separación ahí.

    Cada uno de ustedes aporta un elemento a la obra final: Chicano Batman ¿Cuál es la responsabilidad de cada uno para que la banda siga su camino?

    Carlos Arévalo: Seguir inspirado. Encontrar música que me pueda inspirar. Siempre estoy buscando nuevos sonidos, así como épocas de música. Intento utilizar eso como guitarrista y compositor, y compartir esto con la banda. Busco seguir adelante y crecer como músico.

    Bardo Martínez: Soy el cantante. Mi responsabilidad son las letras. Y escribir de manera honesta. Y mantenerme real. No es de mantenerme real a mi mismo, porque, ¿quién soy yo? Yo sólo soy un ser. Y estoy viviendo el mundo como voy. Quiero ser honesto ante la vida. Ya sea una canción de mi hija, de política o brutalidad policiaca, lo que esté pasando en dado espacio y tiempo. Y eso es poesía. Es moldear palabras, y se trata de sentir, no son números, es sentimientos y la realidad de lo que sucede. Yo tengo que ser honesto y real ante la vida y su vivir.

    Eduardo Arenas: Yo le doy al bajo. Me gusta empaparme con el merengue, funk, salsa, calypso; me gusta todo. Y parte de mi responsabilidad es hacerlo con confianza y firmeza. Gabriel pone la infraestructura, y siento que yo soy el adhesivo que une. Es como la vida, tener una actitud de cómo presentarse. Para mi ha sido un honor tocar este instrumento en esta banda, porque es donde está el impulso. Veo al público, y sé que puedo impulsar eso, me enfoco en lo que hace Gabriel, y como puedo apoyar a Bardo y Carlos, para mi es un rol muy importante, algo que permite unir todo.

    Gabriel Villa: Como baterista, llevo el ritmo, y el fuego detrás de este pulso. También debo proveer compasión, entendimiento y amor. Todos los días es de amor. Se trata de cómo nos respetamos, cómo nos entendemos entre nosotros como amigos y músicos. Lo que brindo es el ritmo y el fuego que le rodea a eso.

    Freedom is Free, el reciente álbum de Chicano Batman está disponible aquí.

    Main: https://nylon.com/articles/espanol-chicano-batman-feature-interview-editorial-001 Permalink:
    Published:
    Last updated: 2017-08-16T07:07:01-04:00
    ©2017
    NYLON Media I, LLC

    More By This Author

    Stories We Love